Por Fernanda Noriega

Como todo en San Miguel, algo muy simple puede convertirse en toda una experiencia. En estos días calurosos, ¿a quién no se le antoja una buena cerveza? Pues en el Corazón de México hay tres fábricas cerveceras que abren sus puertas a los amantes de esta bebida para que no solo disfruten su sabor, sino también para conocer el proceso de su fabricación y todo lo necesario para convertirse en un verdadero experto.

Empezaremos por Dos Aves: creada en 2012 por Francisco Kameko y Mark Taylor, su idea original era simplemente ofrecer un lugar en donde las personas acudieran a beber cerveza como en un bar; nunca se imaginaron la popularidad y el éxito que se avecinaba y es que, actualmente, no solo venden cerveza en toda la zona del Bajío (el centro de México) sino que también distribuyen en CDMX y Quintana Roo. Además, Dos Aves fue ganadora a la Medalla de Oro en la competencia profesional de la cerveza en México con una American Pale Ale de cítricos sabores. Esta marca cervecera cuenta también con dos estilos más: la Stout Imperial (que se distingue por un sabor fuerte y tostado) y la Triple Belga (con toques de especias, frutos, clavo y canela).

Ahora continuaremos con una de las casas cerveceras más populares en San Miguel, en parte, por el nombre que porta orgullosa: Allende; surgió en 2015, y se distingue por ser la favorita de aquellos quienes prefieren los sabores y texturas ligeras; cuenta con 5 estilos diferentes entre los que destacan la Golden Ale (cerveza clara con espuma blanca y compacta, su aroma es floral y su sabor ligeramente cítrico), Brown Ale (color caoba con vetas rojizas, espuma cremosa y sabor predominantemente a caramelos y nueces tostados) y Agave Lager (tonalidad cobriza, espuma muy cremosa de color beige, notas de cereal integral y granola). Los amantes de la cerveza Allende afirman que visitar San Miguel y no probar al menos una de ellas sería un error. 

Por último pero, no menos importante, tenemos a la Cervecería Hechicera: se distingue entre las demás por tener sabores más fuertes o concentrados y ofrecer combinaciones un tanto exóticas en sus estilos que además son 7; la favorita de muchos es la Pale Ale, seguida por la IPA (frutos tropicales y semillas de cilantro orgánicas); en cervezas oscuras puedes encontrar la Sortilegio o Brown Ale (con aroma fuerte y sabor con notas de chile habanero ahumado) así como la Ocre (cerveza oscura con sabor amaderado con toques de nuez tostada); ahora bien, para quienes prefieren la cerveza un tanto dulzona, Hechicera tiene la Honey (cerveza de tono cobrizo con melaza o miel de mezquite). 

Existimos algunos mexicanos amantes de la cerveza que la disfrutamos directo del envase, sin embargo, cualquiera que sea la cervecera artesanal que elijas de las que te hemos mencionado, vale la pena disfrutar no solo de su sabor sino, ¡de toda ella!: la consistencia, el aroma, la textura de la espuma y, por supuesto, conocer el proceso de su fabricación. ¡Salud!