Visita San Miguel, no querrás irte jamás

Por Fernanda Noriega

Eugenio Noriega Tovar es Arquitecto, y un sanmiguelense enamorado de la belleza arquitectónica de su querido pueblo así como de la historia que guarda detrás de cada muro. Al preguntarle cómo comienza un día que para él sea perfecto, Eugenio narra que una de sus actividades matutinas favoritas es salir a caminar, respirando la brisa fresca hacía algún buen café cerca de su casa, con un libro bajo el brazo; sentarse a leer un rato bajo la sombra de alguna jacaranda nunca es una mala idea. A pesar de que le agrada permanecer al aire libre también es amante de pasar el tiempo en un tranquilo y colorido café del centro. Al preguntarle cuál es su café o lugar para desayunar favorito, sin pensarlo responde que el Café Terra es una de sus primeras opciones gracias al sabor de la comida y las bebidas, además de tener un ambiente de mucha paz y tranquilidad. El café se ubica en la colonia La Lejona, en calle Vicente Araiza número 31.

Una pregunta que siempre resulta muy interesante al charlar con una persona local es ¿Qué lugares le recomendaría a alguien que visita San Miguel por vez primera? Ya que enseguida refiere aquello que le gustaría que fuera la primera impresión. Eugenio responde “Lo primero es que visite y pasee por las calles del centro, buscar un guía de turistas y que se enriquezca con la historia que tiene San Miguel, no olvidar visitar la Parroquia de San Miguel (¡no es catedral!), recorrer las calles céntricas, si pueden ir a visitar la zona arqueológica de Cañada de la virgen” haciendo énfasis en no perderse el símbolo que representa a la ciudad a nivel mundial: la Parroquia, pero no dejar de lado ir a las afueras y conocer de pies a cabeza el Corazón de México.

El Arquitecto también comenta “incluso en un futuro visitar las próximas plazas y todo lo que le espera a San Miguel en crecimiento será muy bueno”, haciendo referencia a los planes que se encuentran en marcha en San Miguel, que tendrá nuevos espacios y más variedad para disfrutar algo para todos los gustos.

Para cerrar con broche de oro su día perfecto, Noriega disfruta de conocer una terraza nueva o bien, visitar alguna de sus ya predilectas con familia o amigos, apreciando la iluminación de las calles sobre todo en esta época del año y, sobre todo, disfrutando que es afortunado de vivir en San Miguel.