Intimidad y Tradición: El Manantial

Por Fernanda Noriega 

Cada vez es más popular entre los sanmiguelenses la cantina El Manantial y es que, con una vez que la conozcas, se volverá uno de tus lugares frecuentes. 

Al llegar, puedes apreciar un par de pequeñas puertas típicas de las cantinas tradicionales y las paredes gastadas de la fachada mantienen esa esencia de antaño, pero al entrar la apariencia moderna y vistosa de la barra, de la iluminación, te harán pasar una noche excepcional.

El Manantial ofrece bebidas nacionales e internacionales, coctelería, cerveza y una selecta gastronomía, siendo la tostada de pulpo o la alcachofa algunos de los platillos favoritos de los comensales.

El personal, quien desde hace varios años se mantiene, ofrece a los clientes una atención que va más allá del servicio: la amistad y la relación con aquellas personas que asisten de manera regular propicia que en la atmósfera de la cantina se respire la camaradería y la intimidad y es común ver que, al llegar al lugar, los meseros ya conozcan aquello que vas a pedir e incluso te pregunten por qué tardaste tantos días en volver.

En un horario de 7pm a 12am, El Manantial abre sus puertas a locales y turistas en Barranca 78, a unos pasos del barrio del Chorro ubicado en el centro de la ciudad, y es gracias a su ubicación céntrica que se ha convertido en un punto de reunión ideal para precopear o mejor aún, para pasar una agradable noche en San Miguel.

El bar, a pesar de ser algo pequeño, cuenta con mesas en la entrada y asientos en la barra, detrás se encuentra otro espacio con una tenue iluminación y un segundo piso para quienes prefieren algo más alejado del bullicio. La música es agradable y mantiene un nivel de decibeles que permite la conversación y la relajación de los comensales, ya que es un lugar muy tranquilo.

Si buscas un lugar en dónde pasar una noche agradable con tus amigos o tu pareja, esta es una de tus mejores opciones en la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.